CABALA PARA TODOS

NO MAS SUFRIMIENTOS

EN LA NATURALEZA NO HAY ACCIDENTES.
EN LA NATURALEZA NO HAY ACCIDENTES.

La vida es un movimiento entre placer, diversión y sufrimiento o angustia, y nuestra actitud ante el sufrimiento es un tema clave en el desarrollo humano. La enfermedad, el dolor, el estado mental, el sufrimiento de cualquier tipo pueden ser beneficiosos, siempre y cuando tratemos de averiguar: ¿de dónde vino y con qué propósito?

Según la sabiduría de la Cabalá, la fuente del sufrimiento reside en la naturaleza, en el poder supremo, en el destino, o cómo uno quiera llamarlo, y nosotros, la humanidad, somos parte de esa naturaleza. Vivimos en un sistema global cerrado donde operan fuerzas absolutas. En la naturaleza no hay accidentes, hay una sabiduría maravillosa en la cual  cada detalle tiene un objetivo, incluso si aún no lo reconocemos.

En consecuencia, cuando algo nos sucede, debemos preguntarnos: ¿qué quiere ese poder de mí? ¿Por qué me vino este sufrimiento? ¿Cómo debo responder? ¿Y tal vez me están llevando a algún tipo de situación? ¿Estoy de acuerdo? ¿Estoy utilizando correctamente las situaciones que la naturaleza ejerce sobre mí o estoy desperdiciando la oportunidad de desarrollar mi conciencia, mi entendimiento de cómo la naturaleza quiere que actúe en concordancia con ella?

Nos enseña la Cabala , que cuando siento dolor o sufro: nuestra primera reacción debe ser vincular ese dolor con la fuerza general de la naturaleza que mueve toda la humanidad. Este sufrimiento o dolor que siento es porque me he movido en sentido contrario al movimiento de la naturaleza,  y tiene un propósito que la naturaleza ha establecido de antemano como el objetivo final para mi desarrollo. Algo debo aprender, por lo que debo aprovechar la oportunidad para volver mi dolor en algo placentero corrigiendo mis acciones.

Todos lo sucesos en nuestra vida son puntos de referencia. La naturaleza que nos rodea nos los da, por lo que debemos aceptarlos. Hay un proceso evolutivo, todos juntos y cada uno individualmente. Si vamos con él y no contra él, todos los problemas, enfermedades, sufrimientos y angustias pueden disminuir. Quizás son solo el resultado de no entender el proceso de desarrollo y resistirnos a el.

Para estar seguros, trabajaremos como Waze. Primero, establecemos el destino que queremos alcanzar, llegando a la meta final que será “ ama a tu prójimo como a ti mismo”. Esta meta final está ya definida y fijada por la naturaleza, y cada desvío del camino nos provocará sufrimientos. 

“Ama a tu prójimo como a ti mismo” no es una opción, sino la meta final para la cual fuimos creados en este mundo.

“Todo nuestro desarrollo en la creación, es solamente adaptarnos a ella … y en la medida en que nos adaptemos y la imitemos , al mismo ritmo se medirá nuestra tasa de desarrollo”. 

Baal Hasulam el rabino Yehuda Ashlag

Related Posts