Cuerpo sano Ama a tu prójimo

Cabala para todos

En la era global de hoy, todos vivimos detrás de pantallas, aislados y aburridos. Todo está a la mano y con el clic de un botón lo alcanzamos, ya no hay casi nada nuevo que atraiga nuestra atención. Además, nuestras relaciones se están desintegrando.

Nada nos llena ese inmenso hambre de contacto humano, de un abrazo, de una palabra de aliento.
Estamos hambrientos de amor  y no lo sabemos
Estamos hambrientos de amor y no lo sabemos

La obesidad, especialmente la obesidad infantil, es la mayor epidemia del siglo XXI, y los datos son particularmente alarmantes: según el informe de la OCDE para 2017, uno de cada cinco adultos y uno de cada seis niños en los países desarrollados tiene sobrepeso o es obeso. Dicen los médicos que la causa subyacente de la obesidad es un desbalance energético, es decir que el ritmo de consumo de energía (calorías) es mayor que el gasto de la misma

Según los expertos, la obesidad tiene muchas causas: factores genéticos, metabólicos, de comportamiento y sociales. La era moderna también se caracteriza por el consumo de comida rápida y procesada, bocadillos, dulces y bebidas endulzadas, que nos proporcionan más calorías pero menos nutrientes importantes.

Según la Cabalá, la principal causa de la obesidad es la sensación de vacío en el hombre. Si en el pasado disfrutamos de la comida, el sexo y la vida familiar, el conocimiento, los viajes y las fiestas. A medida que nos llenamos de cada uno de esos deseos inmediatamente se despierta en nosotros un deseo por algo más, distinto. Hasta que llega un momento en que ya nada te llena y ahí es cuando comienzan a surgir las preguntas . ¿Y ahora que? Ya viajé, ya tengo el título, el trabajo, la familia,¿qué más me puede llenar, interesar, satisfacer?

Cuando estas preguntas no son respondidas, y los trucos de la publicidad y el marketing ya no nos estimulan, tratamos de silenciarlas con alimentos. La saturación temporal, la serotonina liberada en nuestras mentes, nos da una falsa sensación de satisfacción. Algunos de nosotros intentamos luchar contra el vacío practicando deportes, haciendo dieta o comprando otro hermoso atuendo nuevo, pero en general, nada nos llena por mucho tiempo.

El cambio, dice la sabiduría de la Cabalá, vendrá solo cuando dejemos de tener miedo de hacer las preguntas dolorosas y encontremos la verdadera satisfacción que llene ese vacío de por vida. La cabala nos dice que para lograr esto debemos concentrarnos en reconstruir las buenas relaciones entre nosotros, entre nuestro entorno y entre toda la humanidad.

Cuando todos seamos amados, aceptados, rodeados por una atención positiva y cumpliendo con nuestro destino personal y social, ya no necesitaremos alimentos como escape, y consumiremos solo lo esencial para nuestros cuerpos. Cuando tratemos con deseos más elevados, dejaremos de exagerar los alimentos y se resolverán los fenómenos de comer en exceso y la obesidad.

Para ello, necesitamos un proceso educativo continuo. Para que la preocupación por la esencia de la vida cambie lenta y gradualmente de la preocupación del hombre por la apariencia de su cuerpo, y para liberarnos de la adoración del cuerpo y su forma, debemos construir una sociedad que valore al hombre de acuerdo con sus cualidades internas. Necesitamos unirnos y cooperar para crear nuevas normas sociales que afectarán a todos y nos educarán para consumir alimentos saludables en una cantidad equilibrada.

Al final, se descubrirá un nuevo sabor en todos los niveles de la vida.

Related Posts